Cruzar las cataratas del Niágara sobre un cable


Nik Wallenda se convirtió el viernes en la primera persona que ha cruzado las cataratas del Niágara al caminar sobre un cable situado a más de 60 metros de altura los más de 500 metros que unen las dos orillas de la famosa caída de agua. El trapecista completó en poco más de 25 minutos la caminata, realizada en medio de la noche y ante una multitud de miles personas que acudieron al famoso accidente geográfico situado en la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Wallenda inició su histórica caminata poco después de las 10:15 de la noche del viernes (02:15 GMT) en el lado estadounidense de la catarata Horseshoe (Herradura), la mayor y más conocida de las caídas de agua que componen las cataratas del Niágara. El equilibrista, que forma parte de una de las dinastías de trapecistas y funámbulos más conocidas de Estados Unidos, llegó al lado canadiense de la catarata Horseshoe entre los gritos de alegría de la multitud. El momento más peligroso de la caminata se situó en el medio del recorrido donde el muro de rocío que crea la caída de más de 2 millones de litros de agua por segundo es más intenso, lo que redujo significativamente la visibilidad. A esto se añadió la humedad acumulada en el cable, de sólo 5 centímetros de anchura, lo que aumentó el riesgo de un resbalón. A los tres minutos de iniciar su caminata, el equilibrista llegó a la orilla del río Niágara, y se situó de forma directa sobre los rápidos que conducen directamente a la caída del agua. A los 8 minutos del inicio, Wallenda llegó al borde de la catarata Horseshoe e inició su caminata por la llamada "zona húmeda". Lo único que el equilibrista podía ver en ese momento cuando miraba a sus pies era una masa blanca de agua 60 metros por debajo del cable.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...